¡Humanidad! Primero las cosas primero, ¿qué mensaje quieres gritar al mundo? Antes de abrir Illustrator, despeja tu mente y esquematiza esa brillante idea tuya. ¿A dónde va dirigido? ¿Qué emociones quieres desencadenar?

Dando Forma al Lienzo

Abre Illustrator y crea un nuevo documento. Establece el tamaño y asegúrate de que la resolución sea un asunto serio para que tus diseños se vean tan bien en pantalla como en papel.

Capas

¡Organiza tu espacio de trabajo, Ponles nombres locos si quieres, pero la organización es la clave!

Vectores

Agarra esas herramientas vectoriales y dale rienda suelta a tu creatividad. ¿Gráficos, íconos, formas? realiza las pruebas necesarias, se muy crítico.

Texto con Carácter

Experimenta con distintas fuentes y tamaños hasta que sientas que tu texto habla por sí mismo. Pero nunca la ensalada de Fuentes!

Colores

La paleta de colores, Juega con ella, mezcla y combina. Illustrator tiene trucos bajo la manga, como la rueda de color, Etc…

Conocer la Audiencia:

Entender a quién va dirigido el afiche ayuda a tomar decisiones de diseño más efectivas. La estética y el tono pueden variar según la audiencia.

Crear un Concepto:

Desarrollar un concepto sólido que comunique el mensaje de manera clara y memorable. Puedes realizar lluvias de ideas y bosquejar diferentes enfoques antes de decidir el mejor.

Mensaje Claro y Conciso:

  • Utilizar imágenes de alta resolución y gráficos que refuercen el mensaje.
  • Asegurarse de que los elementos visuales no estén saturados y se complementen entre sí.

Jerarquía Visual:

  • Destacar la información más importante mediante el uso de tamaños de texto, colores o ubicación en el diseño.
  • La información esencial debe ser fácilmente identificable y comprensible.

Diseño Visual:

  • Utilizar principios de diseño como equilibrio, contraste, alineación y repetición para crear una composición visualmente atractiva.
  • Seleccionar colores que se alineen con la marca o el tema del afiche.
  • Elegir fuentes legibles y adecuadas para la ocasión.

Conocer la Audiencia:

Reducir el texto al mínimo necesario para transmitir el mensaje. Las personas deben poder entender el afiche de un vistazo.

Formato y Tamaño:

Considerar el lugar donde se mostrará el afiche. Ajustar el tamaño y formato según sea necesario, ya sea para impresión o para visualización en línea.

Pruebas y Retroalimentación:

Realizar pruebas para asegurarse de que el diseño sea efectivo. Obtener retroalimentación de colegas o personas de la audiencia objetivo puede ser valioso.

Imágenes

Añade algunas imágenes bitmap, pero cuidado con el tamaño. Mantén ese equilibrio entre calidad y rendimiento.

No te olvides de la exportación! atento aca

PNG

Ve a “Archivo” > “Exportar” > “Guardar para Web (Legacy)”. Aquí, selecciona PNG como formato y ajusta la resolución según tus necesidades.

Contorneando Textos:

  1. Selecciona el texto que deseas contornear.

  2. Dirígete a “Texto” en la barra de menú y selecciona “Contornear Texto”. Esto convertirá tu texto en una forma editable.

  3. Ajusta el grosor del contorno según tu preferencia en la paleta de propiedades. Esto no solo añade un toque estilizado, sino que también asegura que tu texto resalte, sin importar el fondo.

JPG

Navega a “Archivo” > “Exportar” > “Guardar para Web (Legacy)”. Escoge JPG, ajusta la calidad según tus preferencias y voilà, tu afiche está listo para ser impreso y exhibido.

Empaquetado en Illustrator:

  • Ve a “Archivo” > “Empaquetar”. Illustrator recopilará todos los elementos utilizados en tu proyecto, desde imágenes hasta fuentes.
  • Selecciona la ubicación para guardar tu carpeta empaquetada. Esto no solo mantiene todo ordenado, sino que asegura que tu diseño conserve su esplendor cuando lo abras en otro lugar.